Articulos sobre bienes raices

Como preparar tu casa para mostrarla

Off

Luego que decides poner tu inmueble en venta, preparar tu casa para mostrarla a los compradores es un paso muy importante ya que solo tendrás una sola oportunidad de dar una buena impresión. Por eso, los toques finales que le puedas dar a tu inmueble pueden hacer una gran diferencia, así que asegúrate que no se te pase nada por alto y que prestes atención a los detalles. Aquí tienes algunas claves para que tu casa resalte y se vea más atractiva.

Bien presentada, bien mantenida

Es importante recordar que una casa bien presentada le da a los compradores la impresión de que es una propiedad que está bien mantenida. Además, le sugiere a las personas que la visiten que las posibilidades de encontrar algún problema con la estructura son mínimas, por lo tanto no necesitarán una inversión extra en el futuro para hacer reparaciones. Una casa bien presentada genera confianza.

Siempre preparada

Aunque no estés mostrando tu casa todos los días durante todo el día, hay una posibilidad de que vas a tener personas pasando frente a ella evaluando la apariencia externa o  el aspecto de la calle desde el momento que tu casa sale al mercado inmobiliario. Si un cliente potencial le gustan las fotos de tu casa, puede que vaya directamente a investigar sobre como luce el vecindario donde se encuentra antes de hablar contigo para concretar una cita y verla formalmente.

Presentable desde el primer día

Siempre tienes la oportunidad de dar primeras impresiones de tu casa antes de que el comprador contacte al agente inmobiliario. Por lo tanto, tienes que maximizar el mantenimiento de tu inmueble desde el día que decidas vender, nunca se sabe cuántas persona han estado observando el lugar.

Asegúrate que tu jardín esté bien mantenido con el césped podado, limpia todo el correo basura y los periódicos viejos del buzón, estaciona los coches en el garaje si es posible, evita tener la basura para la recolección afuera de la casa y todas las noches antes del atardecer enciende las luces externas.

Ambiente acogedor

Puede que no sepas que es lo que el posible comprador está pensando, pero puedes hacer tu mayor esfuerzo haciendo que se sienta bien y crear una atmósfera confortable en tu casa. Una buena forma de hacer esto es pensar en los sentidos que la persona que visite tu casa pueda experimentar.

Por ejemplo, abre las ventanas al menos una hora antes de que vayas a mostrar la casa, hará que se vayan los olores que pueda tener. Prueba poniendo barritas de canela en una taza de agua en el microondas por unos dos minutos, o también puedes probar con esencias y velas aromáticas pero nada que sea muy fuerte. Recuerda ajustar la temperatura de las habitaciones asegurándote que sea cómoda para los visitantes.

Decorada con accesorios

Las cosas pequeñas son aquellas que ayuda a dar una gran impresión, recuerda que solo tienes una oportunidad para impresionar con tu inmueble. Por ejemplo, saca los mejores cojines que tengas, pon toallas nuevas en el baño o incluso compra unas nuevas y limpia tu escritorio de papeles. Estas pequeñas cosas ayudan mucho a crear un impacto sobre la casa y sus habitantes.

Detalles importantes

Puedes agregar algunos detalles que ayuden a darle vida a tu casa antes de mostrarla. Puedes comprar flores frescas no importa si solo es un arreglo central de la mesa del comedor o la mesita de la sala. Presta atención a las fotografías y los cuadros de las paredes, asegúrate que los marcos estén limpios y que estén alineados correctamente.

Apaga los dispositivos electrónicos como los ordenadores y los televisores. En los baños, asegúrate de dejar la tapa del retrete abajo. Por último, enciende las luces internas durante la muestra, quieres hacer que tu casa esté lo más iluminada posible.

Una casa que esté fresca, cuidada y que demuestre que necesita poco mantenimiento es algo por lo cual muchas personas se sienten atraídas. Asó que desde el día que tu casa sale al mercado, debes hacer lo posible para que luzca mejor que nunca. Ese día de mostrar la casa es tu oportunidad de hacer que tu casa brille y resalte para que así puedas obtener un mayor beneficio económico en el menor tiempo posible.