Articulos Inmobiliarios

Cómo saber el tamaño de casa que necesitas

Off

¿Cómo determinas el tamaño de la propiedad que tú y tu familia van a necesitar? Estudios recienten indican que la familia promedio tiene casas de alrededor de 215 metros cuadrados, sin embargo ¿de verdad necesitas una casa tan grande? Depende de varios factores a los cuales vale la pena prestarles atención cuando estés pensado en comprar una propiedad. Aquí hay algunas cosas que tomar en cuenta a la hora de determinar qué tamaño de casa necesitas.

Cuánta gente vivirá en las casa

Este punto suena obvio, pero con los costos que conlleva vender y comprar propiedades, la gente tiende a quedarse en sus casas por más tiempo. Entonces, necesitas pensar a largo plazo para determinar cómo serán tus necesidades. Si sabes que tendrás un número de adultos viviendo en tu casa por muchos años, salas de estar separadas y baños adicionales van a ser importantes e incrementará el tamaño de casa que vas a necesitar.

Cuántas habitaciones necesitas

El número de habitaciones de la casa promedio es de tres y tomando en cuenta que el número de integrantes de la familia promedio es de cuatro, parece que las familias tienden a buscar una habitación para cada niño. Sin embargo, esto no es algo esencial y muchos niños adquieres habilidades de negociación, consideración y respeto al compartir habitaciones.

Por otro lado, el género de los niños puede que si sea un factor determinante a la hora de elegir el número de habitaciones. Al igual la diferencia de edades, si tienes un hijo adolescente quizás quieras proveerle una habitación para el solo.

Qué harás en tu casa

Si tú o tu pareja trabajan desde casa, puede que necesiten una oficina casera para que el trabajo pueda ser hecho apropiadamente sin ninguna interrupción. Si tienes músicos en la familia que necesitan practicar diariamente, una habitación a prueba de somido puede ser algo que necesites agregar a tu lista de requerimientos esenciales.

Qué tanto necesitas almacenar

El tamaño del almacenaje va generalmente con el tamaño de la casa. Incluso si tienes varios niños por habitación, vas a necesitar almacenaje extra para todo los juguetes, ropas y otras cosas que puedas necesitar guardar que tenga que ver con ellos. Así que asegúrate de investigar que tu futuro inmueble tenga suficiente espacio para guardar tus cosas y las de tu familia.

Qué diseño prefieres

A veces el diseño de la casa está tan bien estructurado que su tamaño no es lo que importa mucho. Define bien si quieres espacios bien separados donde los niños puedan tener un tiempo aparte para jugar y los adultos puedan tener espacios a solas. O si por otra parte, prefieres un diseño abierto con menos paredes que pueda verse más amplio el inmueble.

Cuáles son tus prioridades

Una casa más grande generalmente indica mucho más mantenimiento. Remover la nieve en invierno, trabajo de jardín, limpieza de ventana, pintura y limpieza en general pueden ser cosas que vas a tener que afrontar en una casa grande. Si tu tiempo y dinero son limitados, considera cuáles son tus prioridades en cuanto a esto. Si necesitas una casa más grande asegúrate de evaluar también las posibles tareas de mantenimiento que vas a tener.

Cuánto estás dispuesto a gastar

Comprar una casa grande indica obviamente una mayor inversión de dinero debido al tamaño de la propiedad. Sin embargo hay otros gatos ocultos que vienen de la mano con las casas grandes. En algunos lugares, los impuestos dependen del tamaño de la propiedad, mientras más grande sea esta mayores impuestos tendrás que pagar.

Además también está el tema del mantenimiento, no sólo de la limpieza como se mencionó anteriormente, sino que puede acarrear otro tipo de gastos monetarios. Pintar las paredes será ahora mucho más costoso debido a que tendrás muchas más paredes que pintar. Al igual sucede al momento de hacer una remodelación como cambiar los pisos o poner alfombra, al tener un espacio mayor, también tendrás que hacer una mayor inversión de dinero.

Comprar el tamaño adecuado de casa puede que no sea una decisión fácil pero te ayudará a ahorrarte algunos inconvenientes monetarios y de mantenimiento. Así que determina desde un principio cuales son las características que necesitas buscar en tu próxima casa para poder vivir cómodamente.